Buscador 
Spanish
Ingles

En Villalba del Alcor, la artesanía ha sabido aprovechar los recursos naturales y materias primas a través de toda su historia, para hacer verdaderas joyas de las artes suntuarias. Estas obras han perdurado hasta hace unos años ya que muchos de los oficios tradicionales se han perdido debido a los adelantos de la industria, pero se conservan como uso decorativo, así podemos visitar algunas casas que mantienen intacto un espléndido legado cultural.

Entre los objetos de artesanía tradicional, siempre relacionados con las labores del campo y la vida rural, se encontran: cestas de varetas, realizadas con una minuciosa labor y paciencia infinita y un delicado trato de la vara, ya seca, para poder trenzarla y así, fabricar esas cestas que, si bien tenían un fin práctico, hoy se emplean más con un uso decorativo.

La labor del esparto fue muy importante en el pasado, especialmente la fabricación de serones para la carga de productos del campo o alfombras y cortinas, que en la actualidad tienen un carácter más decorativo que utilitario.

También la cerámica pintada a mano tiene gran difusión en nuestro pueblo, en la que se suelen plasmar motivos relacionado con el pueblo.

Con respecto al mobiliario, se conservan y se realizan aún hermosas sillas de enea, trabajadas por expertas manos de artesanos que trenzan los asientos que se colocan en la estructura tradicional de madera. Otro tipo, extendido en nuestro país a lo largo del primer tercio del siglo XX, fueron las clásicas sillas y mecedoras de rejilla, cuya estructura en madera, curva en el caso de las mecedoras, incluía respaldos y asientos fabricados con trenzados de finas varas.

Aún perduran talleres de costura y personas particulares que realizan labores como los bordados, el crochet o el encaje de bolillos. Uno de los trabajos más llamativos era el punto a la lagarterana, importado del pueblo que lleva su nombre. Se realizaba en una tela de esterilla en la que se señalaba el dibujo y luego se bordaba su interior, resaltando éste sobre la superficie de la tela. Con este tipo de labor se decoraban manteles o colchas que se solían destinar a ajuar.

Además, el Convento de Madres Carmelitas realiza bordados por encargo y confeccionan los emblemáticos escapularios en los que bordan el escudo del Carmelo.

Hoy en día, en el apartado de la costura, tiene gran relevancia la confección de trajes de faralaes que se suelen utilizar en las fiestas de primavera tales como las Cruces de Mayo o el Rocío.

El trabajo de la piel no pasa desapercibido en Villalba y, como suele ocurrir en otros pueblos de la Comarca, se realizan interesantes trabajos de guarnicionería, actividad muy vinculada a las fiestas.

Opens external link in new windowVideo

Tamaño de letra Grande
Tamaño de letra Normal
Tamaño de letra Pequeña
Resolución mínima de 800x600 © 2004 - Derechos Reservados
Conformidad World Wide Web Consortium CSS, WAI-A y Section 508
Made with CSSCSSAAA