La Iglesia de San Bartolomé constituye el edificio más emblemático y singular de esta localidad onubense. Situado en lo más alto de Villalba, ocupa su centro histórico.

Su planta es un gran rectángulo flanqueado por cuatro torreones en las esquinas, que se divide en dos zonas a modo de "eles", junto a un patio central, que ha sido castillo e iglesia. En principio, fue un ribat almohade, construido para la defensa de la zona, que albergaba una mezquita situada en una de las naves, en la que aún se aprecia el nicho del mihrab. La nave este, de estilo mudéjar, se adapta al conjunto y crea una imagen homogénea y armoniosa. Así, pues, el edificio aglutina varios estilos en el interior, por lo que la datación de este monumento abarca desde el siglo XII hasta la actualidad, estando claramente diferenciadas sus etapas constructivas.

Sus masas arquitectónicas son prismas yuxtapuestos, en los que el predominio del ladrillo es absoluto. En los ángulos que miran al Noroeste y Nordeste, existen dos torres de planta cuadrada que sobresalen del rectángulo proporcionando una imagen militar al conjunto. En la parte de Poniente, está la llamada Torre Llana, que es el presbiterio de la Iglesia y que sobresale al exterior por su amplia bóveda. De esta planta básica, destacan dos grandes estribos, ubicados entre el campanario y la Torre Llana y los tres que ésta posee actualmente, aunque es posible que, en su época tuviese un cuarto. El resto de los volúmenes son posteriores. Los accesos fundamentales son la Puerta de la Plaza (con arco ojival mudéjar de traza sencilla y enmarcado en alfiz), portada de los pies (mudéjar con decoración de cerámica y ladrillo) y la puerta del Sol (la más antigua de todas, mudéjar, cuya hermosa decoración de azulejos representa el escudo del cardenal Hurtado de Mendoza, de fines del siglo XV).

En 1931, fue declarado Monumento Histórico-Artístico y actualmente esta catalogado como Bién de Interés Cultural

  • Dirección: Plaza de España s/n. C.P: 21860
  • Contacto: ( Párroco)
  • Horario de cultos

 

Visita Virtual

El también conocido como el Convento de Clausura de las Madres Carmelitas Descalzas, es el único de estas caracteristicas que perdura en el Condado. Se funda en 1618 por García Jiménez Franco, aunque un siglo más tarde hubo de ser remodelado. También fue afectado por el terremoto de Lisboa de 1755 y hubo de rehacérsele la espadaña, la cúpula y el molino de aceite.

Fundamentalmente, esta edificación se compone de residencia e iglesia. La clausura gira en torno a dos claustros, de un solo cuerpo con arcos de medio punto, que apean sobre pilares rectangulares con impostas. El claustro principal consta de dos cuerpos superpuestos y encalados. En el centro del claustro, hay una fuente octogonal rematada por una escultura de la Virgen del Carmen. A la crujía septentrional del cuerpo inferior, abren tres celdas, la Capilla de Profundis que antecede al refectorio, la sala capitular y enfermería.

La iglesia, que tiene fachada a la calle, es de planta de salón abierta por techumbre mudéjar a dos aguas. En su interior, hay que destacar el antiguo coro, cuadros de gran calidad artística, la diversidad de escudos nobiliarios que tiene y dos retablos: el retablo Mayor es obra de Fernando de Barahona y fue realizado durante el primer tercio del s. XVIII; está dedicado a San Juan Bautista y a la Virgen del Carmen, que ocupa la hornacina central. El otro retablo es del s. XVIII y está dedicado a Santa Teresa de Jesús.

Como dato peculiar hay que destacar que este monasterio tiene una Virgen del Carmen que sale en procesión a finales de agosto y no en julio, debido a impedimentos laborales que no permitían las fiestas en julio, ya que la era se llevaba a la gente al campo. El resto del año la imagen permanece en la clausura del convento.

Se puede acceder desde la portada principal a la Iglesia y desde un portalón adjunto que da a un patio del convento por el que se accede a la portería. Además, en la calle El Molino (lateral) tiene dos puertas de acceso a otras dependencias.

  • Dirección: C/ Francisco Alcalá 40. C.P.: 21860
  • Tlf: 959 421 063.
  • Horario de cultos

Este curioso edificio octogonal de estilo neogótico y que evoca la cúpula de la catedral de Florencia, es la ermita de Santa Águeda, Patrona de Villalba del Alcor, que data del s. XIX. Esta planta tiene añadido un cuerpo de campanas y una sacristía, a la que se le añaden la casa de la santera y las dependencias de la Hermandad de Santa Águeda. Todos los vanos del edificio son apuntados y el principal de entrada está rematado por una escultura de la Patrona con los pechos en una bandeja y la palma en la otra, que simbolizan su martirio.

La leyenda cuenta que fue disputada a Manzanilla en un lugar llamado “Lapa de Sta. Águeda” y que, finalmente, la adquirió este pueblo y la situó en los Llanos de la Vega, a 500 metros de Villalba. Se tienen noticias de la existencia de una imagen gótica del s. XIV, pero sólo conocemos una imagen del s. XVIII atribuida a Cristóbal Ramos y que fue perdida durante la Guerra Civil, siendo sustituida por otra de Antonio Illanes. La devoción a Santa Águeda es conocida en toda la comarca y tiene muchos fieles, además es venerada por los afectados de cáncer de mama, prueba de ello son la Asociación Onubense de Cáncer de Mama Santa Águeda. Celebra sus fiestas el 5 de febrero y, también, durante la feria del pueblo, en julio.

Se accede a la Ermita por un camino que parte de la carretera que une Villalba y La Palma del Condado. El paraje, conocido como Los Llanos de Santa Águeda, ofrece una magnífica panorámica de la ermita, que destaca sobre la sequedad de los Llanos y los campos circundantes.

Un paraje inédito, el que componen los Llanos de Santa Águeda. Desde este insólito paraje la ermita mira al pueblo y a los campos que la rodean.

  • Dirección: Ctra. 472. Km 43. C.P.: 21860
  • Horario de culto y durante el día

La actual capilla fue realizada en 1977, aunque anteriormente existió otra. La capilla es de grandes dimensiones. Tiene planta rectangular, decoración cerámica en su interior y desde hace pocos años tiene un emblemático retablo, obra de Guzmán Bejarano. Como dato peculiar hay que decir que este retablo tiene un cuadro del s. XVII de gran calidad artística dedicado a la Santísima Trinidad y perteneciente a la antigua ermita. La fachada es amplia con una pequeña cruz fundida en hierro, vidriera dedicada a la Santísima Trinidad y en su lado izquierdo un azulejo dedicado a la Santa Cruz.

Esta Cruz presume de ser la más antigua de la localidad. Sus orígenes se deben a que antes (s. XVII), estaba ubicada en esta plaza la antigua Ermita de la Santísima Trinidad. Tras las demoliciones del s. XIX se realiza una peana con una cruz que recuerda que ese territorio era zona sagrada. Ahí empiezan a proliferar las fiestas a esa cruz que más tarde tuvo una capilla propia y una cruz en madera.

El acceso se realiza a través de la Plaza de la Trinidad. Se puede entrar desde la puerta principal o desde la sacristía. La capilla permanece cerrada durante todo el año, excepto para las fiestas.

Se sitúa junto a una de las arterias del pueblo (la Avenida de Andalucía) que se une en este tramo a la Plaza de la Trinidad. Hoy día hay dos restaurantes que ponen sus mesas en esta Plaza formada por bancos y árboles. Ambos negocios le dan mucha vida al entorno.

  • Dirección: Plaza Trinidad. C.P.: 21860

La capilla de la Cruz del Cerrillo fue construida en el siglo XX. La capilla es sencilla en la fachada, y queda rematada por una espadaña presidida por una cruz. En su interior se alberga la imagen de Santa Elena, titular de esta Hermandad, que data de 1977 y atribuida a Joaquín Moreno Daza, celebrándose sus fiestas en agosto.

El techo de la capilla contiene pinturas contemporáneas de gran valor, realizadas por Manuel Travado y restauradas recientemente a cargo de Antonio Hermosilla. Dichas pinturas junto con las del zócalo representan un Vía Crucis.

Sus orígenes son desconocidos, ya que no hay constancia de una ermita derruida y la posterior devoción a la Santa Cruz. Es una de las cruces más populares de este pueblo. Esta cruz tiene la peculiaridad de estar realizada en cristal y procesiona también con arco de flores sobre un trono donado por una hermandad de Sevilla que data del siglo XIX. La cruz data de 1880 y es de autor desconocido.

  • Dirección: C/ Cerrillo. C.P.: 21860

Los orígenes de esta Cruz de Mayo se remontan a una cruz sobre peana que había en el entorno de la capilla. Ésta, más tarde se eliminó y se hizo una cruz en madera con capilla propia. La antigua cruz situada en peana, se realiza una vez que se derriba la antigua ermita de las Reliquias, tras las desamortizaciones del s. XIX. Por ello, surgen estas fiestas en el Llano de la Fuente, también dedicada a Ntra. Sra. de las Reliquias, de la que posee una pequeña réplica.

Las dimensiones de la Ermita son pequeñas, de planta de salón y el exterior se compone de la puerta, decorada por cáliz sobre ella y se remata por una pequeña cruz de hierro. Las fiestas se celebran en el mes de mayo y la cruz procesiona sobre paso y enmarcada por un arco de flores.

A la capilla se llega desde la céntrica calle Santa María, pasando por Reliquias y terminando en el Llano de la Fuente.

  • Dirección: C/ Reliquias. C.P.: 21860

La capilla es de planta de salón, sencilla en proporciones y se remata por una pequeña cruz de hierro. En su portada, tiene una cerámica que relata el milagroso suceso. Esta Cruz es la primera en procesionar en el mes de mayo, y es la única que lo hace sin arco de flores. 

Sus orígenes se remontan a una cruz en peana que había en este lugar y a la que se realizaban sus Fiestas de Mayo. En 1942, un accidente provocado por un caballo en el Romerito de la Cruz, del que se salvaron milagrosamente los accidentados, hizo que se erigiese esta ermita.

Se llega a ella a través de una pequeña plazoleta que está a la entrada del pueblo, también desde la calle Carmen o calle Real. La vista es excepcional porque en el centro donde se encuentra ubicada hay suficiente espacio para poder contemplarla.

  • Dirección: C/ Francisco Alcalá. C.P.: 21860

La capilla de la Cruz de la calle Paterna se construye en el último tercio del siglo XX. Es una capilla de pequeñas proporciones de planta de salón, fachada sencilla y rematada por espadaña.

En su interior se encuentra el santo Madero realizado por el imaginero Joaquín Moreno Daza. Esta hermandad cuenta con un rico patrimonio mueble entre el que destaca la talla de Ntra. Sra. de los Ángeles.

  • Dirección: C/ Paterna. C.P.: 21860

Próximos Eventos

    Actualmente no hay información

El Tiempo